viernes, 31 de enero de 2020

De entre Tiovivos"





De entre “tiovivos”.

Yo nací de entre tornillos
que armaron los castilletes,
de aquellos viejos tiovivos
que mis mayores tuvieron
y hoy mis recuerdos ofrecen.

Yo nací de entre durezas
que fue ofreciendo el destino,
y atesoré las riquezas
que el sol bruñó sin perezas
indicando me el camino.

Nací con obligaciones
errante de feria en feria;
con vetustas atracciones
yo palié, con sensaciones
donde antaño, hubo miserias.

Descarnadas carreteras
con ilusiones rodé;
para mí no hubo fronteras
y mi alma volver quisiera,
donde fue feliz ayer.

Donde animé e hice amigos;
donde el sol tanto apretó
en días interminables;
donde sopesó la luna
la abnegación encomiable.

Donde endurecí mis manos
y se nutrió mi conciencia,
me arroparon mis hermanos;
pues anduve entre villanos
de virulentas esencias.

Y sufrí calamidades
atesorando riquezas,
entre aquellas vanidades,
y las zafias oquedades
de algunos con qué tropiezas.

Me echó la mala ralea
de una mara sin escrúpulos;
la que mueve la azalea,
venenosa y maloliente
que acelera los crepúsculos.

La pluma es daga o florete,
¡munición con espoleta!
Que trasnochada arremete
o en liturgia, defensora,
firme adarga del poeta.

Fernando naranjo duran

31/01/2020

1 comentario: