sábado, 4 de marzo de 2017

Por Olivenza..



Deambular  Olivenza
a este amor que fue chiquillo,
le pareciera una ofensa,
precisar un lazarillo.
Ella melosa y picante
fue coquetona y fragante
dedicándome sus guiños.
Por  educada y galante,
cual trovador trashumante
le devuelvo su cariño.

La lluvia sobre  Olivenza
no enfría su ardor  de ambiente,
se aferra, a natura ciencia
su concurrencia exigente
y da pie a la temporada
al mugir su Janda  brava
arraigo y lírico  son.
Su comarca  enamorada
vive muy  apasionada
la fiesta, con lluvia o sol.

En días de vino y rosas
España no pone excusas
y  samaritana Lusa,
coquetea primorosa.
Más, de española  orgullosa
señorona y provinciana
se revela muy temprana
cual prima donna  del año,
ella conserva su escaño
y en los toros se engalana.

La camelan señoritos
y los ‘Guiris’ de fetén;
en su aledaño exquisito
de bravo y viril edén,
como de almendros las flores
son sus campos los mejores
y sus mujeres más guapas
son mezclas de dos sabores,
por dos ibéricos soles
su morenez  la delatan..

fernando naranjo duran


4-3-2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada